¿Quién es Jesucristo? Conociendo a Jesús su vida e historia

Jesús de Nazareth tiene en su historia 5 acontecimientos muy importantes. Descubre cuales son esos acontecimientos y que tienen de relevante para ti.
Img Respuesta a la pregunta ¿Quién es Jesucristo?
¿Quién es Jesucristo? Conociendo a Jesús su vida e Historia


Hay varias maneras de abordar este tema, aquí lo trataré de forma religiosa cristiana, ya que es lo que realmente me interesa mostrarle, debido a que yo soy seguidor de él. También, mi objetivo al mostrarte la vida de Jesucristo es que puedas conocer lo que la biblia dice y lo que la historia confirma de él.

Jesús fue hijo de María y José, los cuales eran personas que vivieron una gran parte de su vida en Nazareth, una ciudad de Israel, donde un ángel anuncia el nacimiento del niño que sería hijo de Dios.

Después de nacer el niño estas personas viajaron a Egipto. Así lo salvaron del imperio romano y un decreto de muerte para todos los niños de 2 (dos) años hacia bajo. Con esta acción lo protegieron como lo indicó el ángel que guiaba a María y José.

Jesucristo es uno de los nombres por los cuales la historia reconoce al hijo de Dios, pero también, se le conoce como: El Mesías, Jesús de Nazareth, Emmanuel, estos son para el nuevo testamento.

Tanto en hebreo como en griego se llega a la misma conclusión del significado de este nombre. Mesías en griego se refiere a "Cristo" cuyo significado es "Ungido", Jesús en griego significa "Salvación o el Señor es salvación". Tanto Ungido como Salvación son palabras que van juntas a todas partes (en este caso).

Dicho de una manera más simplificada: un ungido vendría a salvar la nación de Israel y al mundo, pero de igual manera ese que vendría a salvar tenía que ser ungido para hacer esa obra. Por eso es lo mismo decir: Cristo es el ungido de Dios para librar al mundo del pecado, o decir: Cristo es el salvador enviado a librar al mundo del pecado.

Es decir, Jesucristo es la combinación de éstos. Nazareth es la referencia a uno de los lugares donde él vivió y, Emmanuel que significa: Dios con nosotros.

Su nacimiento en Belén de Judea cumplió una de las profecías concerniente a su aparición en la tierra, así se inicia su ministerio para salvar a la raza humana.

Heredero al trono de Israel. Según la tradición de su nación para ser rey había que pertenecer a uno de los linajes de la realeza, Jesús venia de la rama más directa, la de David. De acuerdo a las leyes hereditaria él debía ser candidato al trono de forma legítima. Aunque no se le concedió el derecho a ser rey, el pueblo le aclamaba como tal.

Testificación de Simeón y de Ana. Conforme a la ley de Moisés, los padres, después de cumplir los días de recuperación (Purificación) de las madres, los niños debían ser presentados en el templo. Con este hecho eran dedicado al Dios de Israel, puesto que ellos esperaban un niño que sería el rey y libertador del pueblo conforme a la profecía de Jacob.

Dios había prometido por medio de Jacob que el cetro del trono de Israel no sería quitado, sino que permanecería hasta que llegara el enviado de Dios que, según pensaban sometería a todos los pueblos a la supremacía de su nación. Y en ese acontecimiento (presentación del niño) Simeón y Ana testificaron que el niño (que estaba siendo presentado) era el enviado de Dios como lo había prometido.

Reconocimiento de Juan el Bautista como el cordero de Dios. Este personaje conocido y querido, por muchos en el pueblo, anunciaba la venida de uno que sería enviado por Dios para hacer de Israel lo que los profetas y maestros antiguos habían dicho que pasaría.

Ese reconocimiento agrandó la fama y estima que Jesús ya tenía, pero que sin éste la obra no hubiera sido igual, ya que Juan jugaba un papel importante para el pueblo y lo tenían por profeta.

Testificación de la divinidad como hijo legítimo de Dios. En conmemoración de su bautismo Dios envió una paloma, con la cual ilustró la permanencia del Espíritu Santo en la obra que Jesús haría, y en el mismo momento testificó que Jesús era su hijo amado en el cual tenía complacencia.

Este acontecimiento fue el principio del ministerio que el hijo de Dios empezó, para reorganizar la creencia en Dios y establecer la palabra de los maestros y profetas en el lugar correspondiente, ya que la religión en si misma estaba decayendo. Y las personas del pueblo anhelaban un rey que los librara de las manos de sus enemigos.

Desde que nuestro salvador expresó su primer sermón, se vio reflejado el poder del Espíritu Santo en sus palabras y el poder de Dios en él. Luego el mensaje de Jesús de Nazareth llegó a los corazones de todas las personas que escuchaban sus palabras, puesto que veían un ser cuya compasión hacia los necesitados era enorme.

Vida, muerte y resurrección

En la niñez Jesús vivió como un niño normal, sus facultades fueron desarrolladas de acuerdo a las leyes de la naturaleza. Manteniendo una postura muy estricta para el desarrollo de las facultades mentales, dando como resultado un estudiante extraordinario de la palabra escrita en tiempos pasados, estudiando las palabras de los siervos de Dios.

La Biblia como principal libro en el cual se destaca su obra, no menciona mucho de su infancia a excepción de una declaración muy importante que dice: "Y Jesús crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría".

En esta expresión vemos que se esforzaba por conocer las leyes y mandatos de Dios, pero también, si miramos las menciones frecuentes a la "Naturaleza" mientras desarrollaba su ministerio, tendríamos de forma global un significado más amplio de esta expresión.

La vida de Jesús en si misma estuvo basada por propósitos bien fundamentados acerca de Dios, por eso se mantuvo firme en todas las adversidades afrontadas. Mientras hacia sus labores de predicar, sanar, alimentar y dar vida a los muertos en nombre del Dios todo poderoso de Israel, Jesús fue fiel.

Para él, someter su cuerpo a servidumbre era una manera de mostrar su condescendencia con los más necesitados. Y así poder mostrar el amor de Dios que se manifestaba en él. Su causa era buscar y salvar las mentes extraviadas de la verdad, mostrarle la luz del conocimiento verdadero de Dios y del Espíritu Santo.

Según la biblia, la muerte del hijo de Dios es el acto por el cual los hombres tienen acceso al perdón de sus pecados. Es decir, solo por medio de la muerte de Jesús, y reconociendo que él vino y murió por nosotros, es que podemos tener comunión con el Padre Celestial.

Por medio de esta muerte Jesucristo infunde valor y energías (multiplicadas) a sus seguidores. En ella sus siervos ven un privilegio pasar cualquier cosa por él.

Dicho de otro modo. Sino fuera por esa muerte, y no solo en la forma despiadada de morir sino más bien en lo que él representó por medio de la muerte, sus seguidores no tendrían tanta fuerza y veracidad en sus palabras y las creencias que él desarrolló.

La biblia muestra la resurrección como el acto donde Dios levanta de los muertos al Señor Jesucristo, para dar juntamente con él vida a todo el que crea en él.

También, es uno de los acontecimientos con más trascendencia para la vida cristiana, ya que esta creencia hace que no miremos las circunstancias del tiempo presente, y nos enfoquemos en la vida después de la muerte.

Jesús acepta ser ofrecido como sacrifico y, por medio de la resurrección vence la muerte y el pecado. Y nos provee la seguridad que si nos esforzamos por conformar nuestra vida con la palabra de Dios, aunque no tengamos una experiencia exactamente como la que tuvo él; su vida, muerte y resurrección serán nuestra.

Lo diré del siguiente modo. Por más que yo y tú nos esforcemos por cumplir perfectamente la ley de Dios, nunca lo haremos. Por eso, su razón de ser, la vida completa de Jesucristo es nuestra delante del universo.

El regreso de Jesús y la vida en el cielo

El regreso de Jesús es, seguramente, el acontecimiento más esperado en la vida religiosa, y posiblemente; por toda la humanidad.

Después de todas las cosas que Cristo hizo y dijo, una de sus grandes promesas no cumplidas todavía, es el regreso con poder y gloria, para redimir a sus fieles que estén vivos y traer del sepulcro a todos los fieles que han muerto desde Adán.

El regreso de Jesús será la identificación final de los que sean salvos, ya que los afortunados tendrán cuerpos nuevos y serán renovados de gloria en gloria.

La vida en el cielo es la última etapa del cumplimiento del ministerio de Jesús. Después de conocer a Jesucristo en la tierra, los que seamos afortunados de ser salvos, tendremos el privilegio de conocerlo más plenamente en el cielo, donde terminara todo sufrimiento y angustia que pasamos sus siervos en la tierra.

Allí, dice la escritura que: "no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor porque las cosas viejas pasaron y todas serán hechas nuevas".

Conclusión

Jesucristo es un nombre combinado por Jesús y Cristo, que sus significados serian, "El Señor es ungido para salvar" o "El salvador fue ungido". Hijo de María y José.

Vivió una vida de abstinencia. Trabajó y se desarrolló como lo hacen todas las personas. Se esforzó por cumplir con todo lo que Dios le mandaba que hiciera. Su obra principal era salvar de los errores religiosos de su época las mentes de los hombres. Dedicó su tiempo al cuidado de lo más necesitados del pueblo.

No escribió ningún libro. Todo lo que se conoce de él, hablando en términos religiosos, es por medio de sus primeros discípulos y sus posteriores seguidores.

Hay otras informaciones de fuentes extra-bíblicas de personajes de su época, pero en si, la mayor parte de su obra está plasmada en la Santa Biblia.

Es el medio que Dios usa para ejercer juicio sobre la humanidad. Por medio de él atribuye la salvación de los pecados, y por lo tanto de la muerte, a todos los que creen en él y obedecen su palabra. Será la figura central del universo al terminar su obra de redención en el planeta tierra.

Fuentes: Mateo capítulo 1 al capítulo 3, Génesis 49:10, Mateo capítulo 27 y capítulo 28, Revelación 21:4.

De igual forma estos relatos se encuentran en los cuatro evangelios. Donde se trata con otros detalles la vida de Jesús y sus obras mientras estuvo en esta tierra. (Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Publicaciones con frases y mensajes

Imágenes con frases de Jesús de Nazaret

Imágenes de corazones con frases a Jesús

Imágenes con frases y oraciones sobre Dios

Recomendaciones para ti

Mensaje de Jesús de Nazaret

El primer mensaje de Jesús | El Sermón del monte

Publicar un comentario

Jesucristo y Cristian

Información

Lo más importante para mí es el Mensaje de Jesús, en especial la salvación. En Dios, Jesús y el Espíritu Santo hay paz.


Hola, Yo Soy Jesús, en este momento quiero hacerte saber que te amo. Quiero que comprendas que en este mundo eres lo más especial que hay para mí. Espero conquistar tu corazón, para llenarlo de alegría y felicidad todos los días. Quiero compartir contigo mi vida, mi trono y mi gloria, porque sé que solo así se eliminaran todos tus miedos y, además, pondré fin a todas tus angustias...

Espacio Divino

  • Divinidad
  • Dios
  • Jesucristo
  • Espíritu Santo
  • Jehová
  • Espacio para Orar

  • Oraciones a la Divinidad
  • Oraciones a Dios
  • Oraciones a Jesús
  • Oraciones al Espíritu Santo
  • Espacio de Sentimientos

  • Amor
  • Odio
  • Tristeza
  • Alegría
  • Espacio de las Imágenes

  • Imágenes con Mensajes
  • Imágenes con Textos Bíblicos
  • Imágenes con Frases u Oraciones
  • Imágenes con Versos
  • Imágenes de Corazones
  • Imágenes de Estrellas
  • Otras Imágenes Diseñadas
  • Días de la semana

  • Colección completa de los días
  • Domingo
  • Lunes
  • Martes
  • Miércoles
  • Jueves
  • Viernes
  • Sábado
  • Mañanas
  • Tardes
  • Noches
  • Una oración a Dios

    Dios y padre, que habitas en las alturas de los cielos, clamo a ti en este momento porque me hace falta tu paz, amor y protección. Dios y protector de mi alma pongo todo lo que soy y lo que poseo en tus manos, este momento de dolor y angustia que aflige mi corazón no puede ser sanado por nadie más, solo tú puedes ayudarme a superar este momento, mi corazón es tuyo y solo tuyo desde ahora y por toda la eternidad. En el nombre glorioso de Jesús, amén.

    Consejos de fe en Dios

  • Confía en el amor de Dios. Todos nosotros debemos hacer eso porque estamos en un mundo lleno de maldad.
  • No permitas que te impidan adorar a Dios con toda tu alma y de todo corazón.
  • Cada día haz una reflexión y pide la influencia del Espíritu Santo en tu vida.
  • Cierra los ojos del alma confiando en Jesús. Nadie es como él en este mundo.
  • Cierra los ojos y recita un verso Bíblico. No hay nada mejor en momentos cuando todo parece perdido.
  • Busca la tranquilidad según sus designios. Si confías en él; nadie puede quitarte la paz.
  • Mantente en calma cuando no veas solución a los problemas que presenta la vida, pues Dios te está perfeccionando.
  • Duerme tranquilamente en Dios. Deja que cada sueño sea maravilloso al pensar en Dios, Jesús y el Espíritu Santo.
  • No impongas tus planes sobre los de él. Donde quieras que estés abre tu corazón a Dios y eleva un pensamiento de fe.
  • Deja que él cuide de tu vida y problemas. No importa cuan grandes sean ellos, pues Dios es más grande que todos ellos juntos.
  • Deja que Dios actúe libremente en ti. Si permites que Jesús haga la obra de salvación en ti, entonces verás su amor.
  • No dejes que la angustia absorba tus pensamientos y deja todas tus cargas en los brazos divinos.
  • Si puedes leer una porción de sus palabras o pensar en ellas, tú estarás en comunión con él sin importar en cual lugar te encuentres.

  • Yo amo a Dios con todo mi corazón Cristian Valenzuela Silvestre